Riesgo Eléctrico

QUÉ ES EL RIESGO ELÉCTRICO O DE ELECTROCUCIÓN

El riesgo de electrocución para las personas se puede definir como la "posibilidad de circulación de una corriente eléctrica a través del cuerpo humano". Así, se pueden considerar los siguientes aspectos:
a. Para que exista posibilidad de circulación de corriente eléctrica es necesario:
·         Que exista un circuito eléctrico formado por elementos conductores
·         Que el circuito esté cerrado o pueda cerrarse
·         Que en el circuito exista una diferencia de potencial mayor que cero

b. Para que exista posibilidad de circulación de corriente por el cuerpo humano es necesario:
·      Que el cuerpo humano sea conductor. El cuerpo humano, si no está aislado, es conductor debido a los líquidos que contiene (sangre, linfa, etc.)
·      Que el cuerpo humano forme parte del circuito.
·      Que exista entre los puntos de "entrada" y "salida" del cuerpo humano una diferencia de potencial mayor que cero.
Cuando estos requisitos se cumplan, se podrá afirmar que existe o puede existir riesgo de electrocución.

ELECTROCUCIÓN
·      Cualquier lesión debida a la electricidad es potencialmente grave, tanto si se ha producido por alta tensión como por la tensión doméstica de 110 o 220 voltios.
·      El cuerpo actúa como intermediario entre el conductor eléctrico y la tierra, pasando la corriente por todos los tejidos y causando las lesiones a los mismos, pudiendo llegar a ocasionar la muerte por paro cardio-respiratorio.
·      El shock que produce en el individuo la corriente eléctrica, que entra y sale del cuerpo, puede derribarlo, provocarle la pérdida de conciencia o incluso cortarle la respiración e interrumpir los latidos cardíacos.
·      La electricidad se extiende a todos los tejidos del cuerpo y llega a causar daños profundos y generalizados, aun cuando exteriormente la piel no muestre más que una pequeña señal en el punto de contacto con la corriente.
·      Si la electrocución se da por baja tensión (110-220 volts) es necesario que la victima toque al conductor para que se genere el daño.
·      Si es de alta tensión (más de 1000 volts), no es necesario el contacto directo, ya que antes de que llegue a tocarlo, salta espontáneamente un arco eléctrico y se produce la electrocución. (por ej. En tubos de imagen presentes en televisores, monitores de PC, carteles luminosos, luces de neón, todos estos a su vez pueden mantener tensiones entre los 4000 y 17000 volts, aun luego de desconectados).

TIPOS DE ACCIDENTES ELÉCTRICOS
Los accidentes eléctricos se clasifican en:
Directos: Provocados por la corriente derivada de su trayectoria normal al circular por el cuerpo, es decir, es el choque eléctrico y sus consecuencias inmediatas. Puede producir las siguientes alteraciones funcionales:
·         Fibrilación ventricular- paro cardíaco.
·         Asfixia- paro respiratorio.
·         Tetanización muscular.
Indirectos: No son provocados por la propia corriente, sino que son debidos a:
·      Afectados por golpes contra objetos, caídas, etc., ocasionados tras el contacto con la corriente, que si bien por él mismo a veces no pasa de ocasionar un susto o una sensación desagradable, sin embargo sí puede producir una pérdida de equilibrio con la consiguiente caída al mismo nivel o a distinto nivel y el peligro de lesiones, fracturas o golpes con objetos móviles o inmóviles que pueden incluso llegar a producir la muerte.
·      Quemaduras de la víctima debidas al arco eléctrico. La gravedad de las mismas puede abarcar la gama del primer al tercer grado y viene condicionada por los dos factores siguientes:
a) La superficie corporal afectada
b) La profundidad de las lesiones

EFECTOS FÍSICOS DEL CHOQUE ELÉCTRICO

Efectos físicos inmediatos
Según el tiempo de exposición y la dirección de paso de la corriente eléctrica para una misma intensidad pueden producirse lesiones graves, tales como: asfixia, fibrilación ventricular, quemaduras, paro cardíaco: se produce cuando la corriente pasa por el corazón y su efecto en el organismo se traduce en un paro circulatorio por parada cardíaca, etc. Lesiones secundarias a consecuencia del choque eléctrico, tales como caídas de altura, golpes, etc.
Asfixia: Se produce cuando la corriente eléctrica atraviesa el tórax. El choque eléctrico tetaniza el diafragma torácico y como consecuencia de ello los pulmones no tienen capacidad para aceptar aire ni para expulsarlo.
Quemaduras: Internas o externas por el paso de la intensidad de corriente a través del cuerpo por Efecto Joule o por la proximidad al arco eléctrico. Se producen zonas de necrosis (tejidos muertos), y las quemaduras pueden llegar a alcanzar órganos vecinos profundos, músculos, nervios e incluso a los huesos. La considerable energía disipada por efecto Joule, puede provocar la coagulación irreversible de las células de los músculos estriados e incluso la carbonización de las mismas.
Tetanización: O contracción muscular. Consiste en la anulación de la capacidad de reacción muscular que impide la separación voluntaria del punto de contacto (los músculos de las manos y los brazos se contraen sin poder relajarse).
Fibrilación ventricular: Se produce cuando la corriente pasa por el corazón y su efecto en el organismo se traduce en un paro circulatorio por rotura del ritmo cardíaco. El corazón, al funcionar incoordinadamente, no puede bombear sangre a los diferentes tejidos del cuerpo humano. Ello es particularmente grave en los tejidos del cerebro donde es imprescindible una oxigenación continua de los mismos por la sangre. Si el corazón fibrila el cerebro no puede mandar las acciones directoras sobre órganos vitales del cuerpo, produciéndose unas lesiones que pueden llegar a ser irreversibles, dependiendo del tiempo que esté el corazón fibrilando. Si se logra la recuperación del individuo lesionado, no suelen quedar secuelas permanentes.
Para lograr dicha recuperación, hay que conseguir la reanimación cardíaca y respiratoria del afectado en los primeros minutos posteriores al accidente. Se presenta con intensidades del orden de 100 mA y es reversible si el tiempo es contacto es inferior a 0.1 segundo
La fibrilación se produce cuando el choque eléctrico tiene una duración superior a 0.15 segundos, el 20% de la duración total del ciclo cardíaco medio del hombre, que es de 0.75 segundos.
Lesiones permanentes: Producidas por destrucción de la parte afectada del sistema nervioso (parálisis, contracturas permanentes, etc.)
Las altas intensidades de corriente a través del cuerpo son muy peligrosas, pues originan la destrucción de alúmina, así como la evaporación por cocción de la fluidez de los tejidos del cuerpo.
Ello conduce frecuentemente, después de algunos días, a la amputación de órganos hasta la muerte de la persona afectada, debido a que el cuerpo no puede eliminar y transformar los productos de la calcinación y, por tanto se presenta un cuadro de envenenamiento en donde generalmente aparece la gangrena.

Efectos físicos no inmediatos
Se manifiestan pasado un cierto tiempo después del accidente. Los más habituales son:
Manifestaciones renales: Los riñones pueden quedar bloqueados como consecuencia de las quemaduras debido a que se ven obligados a eliminar la gran cantidad de mioglobina y hemoglobina que les invade después de abandonar los músculos afectados, así como las sustancias tóxicas que resultan de la descomposición de los tejidos destruidos por las quemaduras.
Trastornos cardiovasculares: La descarga eléctrica es susceptible de provocar pérdida del ritmo cardíaco y de la conducción aurículo-ventricular e intraventricular, manifestaciones de insuficiencias coronarias agudas que pueden llegar hasta el infarto de miocardio, además de trastornos únicamente subjetivos como taquicardias, sensaciones vertiginosas, cefaleas rebeldes, etc.
Trastornos nerviosos: La víctima de un choque eléctrico sufre frecuentemente trastornos nerviosos relacionados con pequeñas hemorragias fruto de la desintegración de la sustancia nerviosa ya sea central o medular. Normalmente el choque eléctrico no hace más que poner de manifiesto un estado patológico anterior. Por otra parte, es muy frecuente también la aparición de neurosis de tipo funcional más o menos graves, pudiendo ser transitorias o permanentes.
Trastornos sensoriales, oculares y auditivos: Los trastornos oculares observados a continuación de la descarga eléctrica son debidos a los efectos luminosos y caloríficos del arco eléctrico producido. En la mayoría de los casos se traducen en manifestaciones inflamatorias del fondo y segmento anterior del ojo. Los trastornos auditivos comprobados pueden llegar hasta la sordera total y se deben generalmente a un traumatismo craneal, a una quemadura grave de alguna parte del cráneo o a trastornos nerviosos.

EFECTOS DE LA ELECTRICIDAD EN FUNCIÓN DE LA INTENSIDAD DE LA CORRIENTE
·      Al suponer la resistencia del cuerpo constante la corriente aumenta al aumentar la tensión (Ley de Ohm). Si la resistencia del cuerpo se supone variable la corriente aumenta con la humedad del terreno.
·      Valores de corriente entre 1 a 3 miliamperio, no ofrece peligro de mantener el contacto permanentemente. Ninguna sensación o efecto, umbral de sensación.
·      Valores de corriente de 8 miliamperios, aparecen hormigueo desagradable, choque indoloro y un individuo puede soltar el conductor ya que no pierde control de sus músculos. Efecto de electrización.
·      Valores mayores de 10 miliamperios, el paso de corriente provoca contracción muscular en manos y brazos, efectos de choque doloroso pero sin pérdida del control muscular, pueden aparecer quemaduras. Efectos de tetanización. Entre 15 a 20 miliamperios este efecto se agrava.
·      Valores entre 25 a 30 miliamperios la tetanización afecta los músculos del tórax provocando asfixia.
·      Valores mayores de miliamperios con menor o mayor tiempo de contacto aparece la fibrilación cardiaca la cual es mortal. Son contracciones anárquicas del corazón.


La variabilidad de la resistencia del cuerpo humano
La corriente eléctrica que atraviese al cuerpo humano, se puede calcular por medio de la expresión ya conocida en electrotecnia: I=V / R, o ley de Ohm.
Ic=Vc /Rc
En principio, la corriente en el cuerpo se podría limitar para que no llegase a valores peligrosos para la salud y/o la vida de los seres vivos, controlando los valores del voltaje aplicado y de la resistencia de cuerpo. Sin embargo, la resistencia del cuerpo no se puede controlar con certeza, ya que es sumamente variable. Enseguida se presenta un pequeño resumen de una larga serie de experimentos realizados por un grupo de investigadores de diferentes nacionalidades.
·  De la medición de la resistencia de cuerpo en varios grupos de individuos se ha encontrado una gran variabilidad en ella. Por ejemplo, personas con valor de resistencia de cuerpo de cien mil ohms e individuos con resistencia menor a los mil ohms. Tal variación repercute en el valor de la corriente del cuerpo para personas con alta o baja resistencia siendo por supuesto, mayor en el individuo con menor resistencia; este hecho explica algunos accidentes mortales que han sucedido con solo 80 volts en corriente continua.
·  La resistencia del cuerpo es inversamente proporcional a la humedad relativa del aire y la temperatura ambiente. Así, por ejemplo, según se reportó en un congreso, en una serie de experimentos sobre docenas de individuos con una resistencia de cuerpo de 25000 Ω a una temperatura de 20°C y una humedad relativa de 50%, al cambiar la temperatura ambiente a 35°C y la humedad a 95%, el valor de la resistencia de cuerpo se desplomó a valores entre 15000 y 20000 Ω. Este hecho es sin duda muy significativo para el personal que trabaja en climas tropicales.
La resistencia del cuerpo está también muy relacionada con la condición física de la persona, es decir, si se encuentra seca, húmeda, mojada, etc.; la resistencia disminuye en ese orden.
·  La resistencia varía de acuerdo con el modo o circunstancia del contacto, una variación notable se tiene según las condiciones del punto de contacto, es decir, según las condiciones físicas de la piel, por ejemplo, piel sana, piel cortada, etc.
·  La resistencia del cuerpo varía de manera inversa con la corriente circulante.
·  La resistencia cambia en función de la clase de corriente aplicada
·  La resistencia varía también en función de la tensión aplicada.
Es evidente que toda esa gama de posibilidades de variación de la resistencia del cuerpo humano plantea un buen problema para la determinación exacta de la corriente que recorra el cuerpo de la  persona en una situación práctica. Posibles formas de contacto de personas con los medios eléctricos de servicio y valor aproximado de las resistencias de cuerpo.
Contacto con una mano, estando la persona parada sobre suelo conductor; circulación de corriente longitudinal de manos a pies: Rc ≈ 750 Ω 


Contacto con las dos manos para la persona sobre suelo conductor; circulación de corriente longitudinal, de manos a pies: Rc ≈ 500 Ω


 Contacto con una mano, la persona parada con un pie sobre suelo aislante y con el otro sobre piso conductor; Circulación de corriente longitudinal, de la mano al pie. Rc ≈ 1000 Ω


 Contacto con una mano y con la otra tocando un muro conductor (columna, etc.), la persona, parada en un piso aislante; Circulación de corriente transversal de mano a mano Rc ≈ 1000 Ω


 Contacto de mano a cadera, la persona parada sobre piso aislante; circulación de corriente parcial de mano a cadera; Rc ≈ 500 Ω


Contacto de manos a cadera, la persona parada sobre suelo aislante; circulación de corriente parcial de manos a cadera; Rc ≈ 250 Ω



LOS EFECTOS QUE PUEDEN PRODUCIR LOS ACCIDENTES DE ORIGEN ELÉCTRICO DEPENDEN DE:
·         Intensidad de la corriente.
·         Resistencia eléctrica del cuerpo humano.
·         Tensión de la corriente.
·         Frecuencia y forma del accidente.
·         Tiempo de contacto.
·         Trayectoria de la corriente en el cuerpo.
Todo accidente eléctrico tiene origen en un defecto de aislamiento y la persona se transforma en una vía de descarga a tierra.

PRINCIPALES PELIGROS DE LA ELECTRICIDAD
·         No es perceptible por los sentidos del humano.
·         No tiene olor, solo es detectada cuando en un corto circuito se descompone el aire apareciendo Ozono.
·         No es detectado por la vista.
·         No se detecta al gusto ni al oído.
·         Al tacto puede ser mortal si no se está debidamente aislado. El cuerpo humano actúa como circuito entre dos puntos de diferente potencial. No es la tensión la que provoca los efectos fisiológicos sino la corriente que atraviesa el cuerpo humano.

PREVENCIÓN DE RIESGOS ELÉCTRICOS
·         Considerar que todos los circuitos llevan corriente hasta que se demuestre lo contrario
·         Evitar el acceso de personal no autorizado a zonas de tablero eléctrico
·         Uso de equipo protector apropiado (guantes, protectores visuales y ropa especifica)
·         No trabajar en líneas con tensión
·         Colocar vallas y señales en zonas peligrosas
·         Protegerse contra el contacto con equipos energizados
·         Adecuado toma a tierra del sistema eléctrico y de equipos eléctricos
·         No dejar conductores desnudos en las instalaciones. evitar empalmes. de existir aislarlos debidamente
·         No dejar en contacto cables con aceites o grases que deterioren su aislación
·         Mantener en buen estado interruptores y tomas
·         Uso de disyuntores diferenciales y llaves térmicas combinadas
·         Mantener las instalaciones siempre limpias y con sus medios de protección
·         No utilizar escaleras metálicas cerca de equipos energizados
·         Nunca trabajar en un circuito eléctrico sin ayudante capacitación específica

NORMAS DE MANTENIMIENTO ELÉCTRICO
Normas Generales
·      Toda persona debe dar cuenta al correspondiente supervisor de los trabajos a realizar y debe obtener el permiso correspondiente.
·      Debe avisar de cualquier condición insegura que observe en su trabajo y advertir de cualquier defecto en los materiales o herramientas a utilizar.
·      Quedan prohibido las acciones temerarias, que suponen actuar sin cumplir con las Reglamentaciones de Seguridad.
·      No hacer bromas, juegos o cualquier acción que pudiera distraer a los operarios.
·      Cuando se efectúen trabajos en instalaciones de Baja Tensión, no podrá considerarse la misma sin tensión si no se ha verificado la ausencia de la misma.
Normas antes de la operación
·      A nivel del suelo ubicarse sobre los elementos aislantes correspondientes.
·      Utilizar casco (el cabello debe estar contenido dentro del mismo), calzado de seguridad dieléctrico, guantes aislantes y anteojos de seguridad.
·     Utilizar herramientas o equipos aislantes. Revisar antes de su uso el perfecto estado de conservación y aislamiento de los mismos.
·      Desprenderse de todo objeto metálico de uso personal. Quitarse anillos, relojes o cualquier elemento que pudiera dañar los guantes.
·       Utilizar máscaras de protección facial y/o protectores de brazos para proteger las partes del cuerpo.
·       Aislar los conductores o partes desnudas que estén con tensión, próximos al lugar de trabajo.
·       La ropa no debe tener partes conductoras y cubrirá totalmente los brazos, las piernas y pecho.

Normas durante la operación
·         Abrir los circuitos con el fin de aislar todas las fuentes de tensión que pueden alimentar la instalación en la que se va a trabajar. Esta apertura debe realizarse en cada uno de los conductores que alimentan la instalación, exceptuando el neutro.
·         Bloquear todos los equipos de corte en posición de apertura. Colocar en el mando o en el mismo dispositivo la señalización de prohibido de maniobra.
·         Verificar la ausencia de tensión. Comprobar si el detector funciona antes y después de realizado el trabajo.
·         Puesta a tierra y la puesta en cortocircuito de cada uno de los conductores sin tensión incluyendo el neutro.
·         Delimitar la zona de trabajo señalizándola adecuadamente.


Normas  posteriores a la operación
Reunir a todas las personas que participaron en el trabajo para notificar la reposición de la tensión.
·         Verificar visualmente que no hayan quedado en el sitio de trabajo herramientas u otros elementos.
·         Se retirará la señalización y luego el bloqueo.
·         Se cerrarán los circuitos.

PRIMEROS AUXILIOS

Interrumpir de inmediato el paso de la corriente
·         Desconectar la corriente, maniobrando en los interruptores de la sección o en los generales.
·         Si no se puede actuar sobre los interruptores, aislarse debidamente (usando calzado y guantes de goma, o subiéndose sobre una tabla).
·         Si el accidentado queda unido al conductor eléctrico, actuar sobre este último, separándole la víctima por medio de una pértiga aislante. Si no tiene una a mano, utilizar un palo o bastón de madera seca.
·         Cuando el lesionado quede tendido encima del conductor, envolverle los pies con ropa o tela seca, tirar de la víctima por los pies con la pértiga o el palo, cuidando que el conductor de corriente no sea arrastrado también.
·         Para actuar con mayor rapidez, cortar el conductor eléctrico a ambos lados de la víctima, utilizando un hacha provista de mango de madera.
·         En alta tensión, suprimir la corriente a ambos lados de la víctima, pues si no, su salvación será muy peligrosa. En estos casos, lo indicado es pedir ayuda a los servicios de socorro y solicitar a la compañía que corte el fluido eléctrico.
·         Si el accidentado hubiera quedado suspendido a cierta altura del suelo, prever su caída, colocando debajo colchones, mantas, montones de paja o una lona.
·         Tener presente que el electrocutado es un conductor eléctrico mientras a través de él pase la corriente.

Tratamiento
·         Una vez rescatada la víctima, atender rápidamente a su reanimación.
·         Por lo general, el paciente sufre una repentina pérdida de conocimiento al recibir la descarga, el pulso es muy débil y probablemente sufra quemaduras.
·         El cuerpo permanece rígido. Si no respira, practicarle la respiración artificial rápidamente y sin desmayo. Seguramente sea necesario aplicarle un masaje cardíaco, pues el efecto del “shock” suele paralizar el corazón o descompasar su ritmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada